lunedì 21 marzo 2011

Tiempo de Silencio

No saber nada. No saber que la tierra es redonda. No saber que el sol está inmóvil, aunque parece que sube y baja. No saber que son tres Personas distintas. No saber lo que es la luz eléctrica. No saber por qué caen las piedras hacia la tierra. No saber leer la hora. No saber que el espermatozoide y el óvulo son dos células individuales que fusionan sus núcleos. No saber nada.(...) y, sin embargo (…) repetir obstinadamente: “Él no fue”(...)”* No saber nada. Y pasar ocho años luchando por un juicio que nunca llegará por motivos de sobra conocidos. No saber nada. Y esperar largas noches en vela buscando una justicia que nunca llegará por las vías ordinarias. No saber nada. Y saber, pese a todo, que aquel 8 de abril, aquel primaveral día 8 de abril, aquel fatídico día 8 de abril, la cámara de uno de los corresponsales con mayor trayectoria y proyección de nuestro país fue apagada por una compañía de la Tercera División de Infantería, dejando tras de sí no sólo una carrera intachable, sino también una familia, su familia. No saber nada, y sin embargo tener la certeza de que podía haberse evitado.
Y repetir obstinadamente: "El no fue". No por amor a la verdad, ni por amor a la decencia, ni porque pensara que al hablar así cumplía con su deber, ni porque creyera que al decirlo se elevaba ligeramente sobre la costra terráquea en la que seguía estando hundida sin ser capaz nunca de llegar a hablar propiamente, sino sólo a emitir gemidos y algunas palabras aproximadamente interpretables”* Él no fue. Y prolongar la agonía de un Couso que espera en el limbo su particular venganza. Él no fue. Y permitir que una actuación negligente quede impune. Él no fue. Y dejar caer en el olvido la figura de un corresponsal entregado que permaneció en el que se convirtió en escenario de su muerte.
Desde aquí doy las gracias a mis compañeros de Periodismo de la Universidad Carlos III por conseguir reabrir el debate y permitir que toda una generación de futuros informadores pueda alzar la voz en esta sociedad tendente a defender aquello que está de moda, dejando de lado aquello por lo que en su momento se luchó.







*Fragmentos de Tiempo de Silencio de Luis Martín-Santos

Nessun commento:

Posta un commento